ROTURA TENDINOSA

El tendón en la práctica deportiva está expuesto a soportar grandes tensiones, sobrecargas y fricciones que provocan con facilidad las lesiones inflamatorias, ya sean en forma de tendinitis o de roturas espontáneas en los casos graves. El tendón en la práctica deportiva está expuesto a soportar grandes tensiones, sobrecargas y fricciones que provocan con facilidad las lesiones inflamatorias, ya sean en forma de tendinitis o de roturas espontáneas en los casos graves.

Cualquier traumatismo tendinoso que suponga herida necesita tres acciones clínicas desde la perspectiva de la Medicina tradicional China:

1. Movilizar la sangre, en una primera fase.

2. Restaurar la estructura y funcionalidad ligamentosa.

3. Calmar dolores.

Tanto si el traumatismo se presenta como fractura, esguince o contusión o tanto si se manifiesta como hematoma, hinchazón o magulladura, la herida como hematoma, hinchazón o magulladura, la herida tendinosa necesita atenderse pensando que también están involucrados músculos y huesos y que el tratamiento debe atender los tres tejidos.

 

TRATAMIENTO BIOLÓGICO: En China se utiliza un preparado específico que tiene como objetivo rehabilitar integralmente el tejido, movilizando la sangre, restaurando la movilidad y funcionalidad ligamentosa y finalmente calmando el dolor.

IZAR-17: Angélica (Angelica sinensis Diels.), Llantén (Plantago major L.), Romero (Rosmarinus officinalis L.), Canela (Cinnamomum aromaticum Nees.), Genciana (Gentiana lutea L.), Alholva (Trigonella toenum-graecum L.).

NOTA FINAL SOBRE TRATAMIENTO BIOLÓGICO: Pero, cuando el desgarro ya se ha sucedido, la cura ideal será la unión entre el preparado de uso interno junto con la aplicación externa de un aceite de acción directa sobre la zona afectada.

IZAR-17A: Hisopo (Hyssopus officinalis L.), Llantén (Plantago mejor L.), sauco (Sambucus nigra L.), Diente de león (Taraxacum officinale Weber.), Regaliz (Glycirrhiza glabra L.), Cola de caballo (Equisetum arvense L.), Árnica (Arnica montana L.), Bolsa de pastor (Capsella bursa-pastoris L.).

LESIONES DE RODILLA ROTURA LIGAMENTOSA Y DE MENISCOS

La Medicina Biologica ya tiene respuesta a estas preguntas: depende de la biologia interna de cada persona, la cual hace que las rodillas con mayor o menor accion externa presenten lesiones especificas de tejidos blandos, meniscales, ligamentosas, capsulares o sinoviales y que reclaman curas fitoterápicas adaptadas a la anatomía patológica de cada lesión.

 

Es decir, la tendencia biológica a hacer estas lesiones se desarrolla por un conjunto de ejes metabólicos alterados, que si atendemos fitoterápicamente y los corregimos, cambian la predisposición biológica a padecer estas lesiones.

FASE RECIENTE:

Inmediatamente a producirse la lesión, la rodilla necesita inhibir el calor metabólico propio del trauma, el estasis sanguíneo, la lentitud del flujo y el dolor.

TRATAMIENTO BIOLÓGICO: Puesto que la lesión en esta etapa supone gran hiperemia, calor me- tabólico y estasis sanguíneo vascular, se impone remover el Calor de la Sangre más promover el flujo sanguíneo, remover el estasis sanguíneo y quitar dolor.

IZAR-21: Nogal (Juglans regia L.), Bardana (Arctium lappa L.), Agrimonia (Agrimonia eupatoria L.),Angélica (Angelica sinensis Diels.), Salvia (Salvia officinalis L.), Canela (Cinnamomum aromaticum Nees.), Cola de caballo (Equisetum arvense L.).

En una etapa posterior a tres semanas del inicio del proceso o del momento del trauma los tejidos ofrecen una anatomía patológica de tensión tendinosa y muscular y de tendencia a la rigidez articular completa que reclama una cura específica diferente a la anterior

TRATAMIENTO BIOLÓGICO: Puesto que en esta etapa son la atrofia tisular general y el vacío energético en la zona las lesiones obvias, hay que relajar músculos y tendones, activar colaterales y corregir la rigidez articular. En China se ha consensuado un específico garantizado para relajar músculos y tendones y quitar rigidez junto con loción drenadora antiinflamatoria.

IZAR-21A: Genciana (Gentiana lutea L.), Regaliz (Glycirrhiza glabra L.), Cardo santo (Cnicus benedictus L.), Diente de león (Taraxacum officinale Weber), Fresno (Fraxin II us excelsior L.), Fucus (Fucus vesiculosus).

NOTA FINAL SOBRE TRATAMIENTO BIOLÓGICO: Pero, cuando la lesión ya se ha sucedido, la cura ideal será la unión entre el preparado de uso interno junto con la aplicación externa de un aceite de acción directa sobre la zona afectada.

IZAR-21B: Ajedrea (Satureja montana L.), Angélica (Angelica sinensis Diels.), Hisopo (Hyssopus officinalis L.), Vara de oro (Solidago virgaurea L.), Romero (Rosmarinus officinali L.), Árnica (Arnica montana L.), Diente de león (Taraxacum officinale Weber).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s